EN BUSCA DEL ROSTRO DE JESÚS

El presunto osario de Santiago 'el Justo', hermano de Jesucristo

Un antiguo osario de piedra caliza, que según la ciencia data del siglo I y procede de Jerusalén, contendría la referencia más antigua a Jesucristo y habría albergado los huesos de su hermano.

Durante la década de 1970, el coleccionista de antigüedades de Israel, Oded Golan, compró un antiquísimo cajón de piedra caliza, al que no dio mayor importancia, más allá de su edad. Es que no supo bien de qué se trataba, sino hasta que un profesor de la Universidad de la Sorbona, el especialista en paleografía André Lemaire, lo advirtió casi por casualidad, mientras revisaba la colección: el osario contenía una inscripción que rezaba: 'Santiago, hijo de José, hermano de Jesús'.

Lemaire publicó los resultados de su investigación, en el año 2002, cuando el osario fue exhibido por un breve lapso en el museo de Toronto, hasta que, en 2003, la Autoridad de Antigüedades de Israel designó un comité especial de expertos para estudiar la reliquia. Tras decidir que se trataba de un fiasco, Golan fue detenido y acusado de falsificar la mención de Jesús.

Tras un juicio penal y una investigación que duró más de 10 años, en 2012, Golan fue declarado inocente. Mientras que algunos investigadores sostienen que el fragmento de la inscripción que menciona a Jesucristo fue añadido en tiempos modernos, otros aseguran que es genuino: "La inscripción está escrita en la letra judía, con un instrumento afilado y creo que fue hecha por la misma mano. Es una inscripción auténtica", señala el profesor Gabriel Barkay de la Universidad Bar-Llan.

"No hay duda de que es antiguo y existe la posibilidad de que perteneciera al hermano de Jesucristo", Santiago el Justo, o Jacobo, aseguró el propio Golan, quien señala la presencia de una pátina en el interior de las ranuras de la inscripción, es decir, una costra biológica que se forma en antiguos objetos, como prueba pericial.

 

 

Video relacionado:

 


 Fuente: The Guardian