HUMANIDAD

El pueblo que arde a más de 700 grados Celsius

El pequeño pueblo de Centralia, ubicado en una zona rica en carbón de los Montes Apalaches, al noreste de Estados Unidos, solía ser una próspera comunidad minera. Sin embargo, un incidente ocurrido en mayo de 1962 la convirtió en un pueblo fantasma cuyo subsuelo arde sin control a más de 700 grados centígrados.

La tragedia se inició de forma accidental, cerca de una mina abandonada, cuando un grupo de bomberos quemaba basura en un vertedero y el fuego alcanzó una veta de carbón expuesta, dando comienzo a un infierno subterráneo que aún hoy se sigue propagando a través de las abundantes reservas de carbón del subsuelo.

2010.H.N2.Arde

El desastre obligó a los casi 1200 habitantes del pueblo a evacuarse, en especial cuando el calor comenzó a derretir el asfalto de sus calles y generar grietas en los cimientos de las casas. En la actualidad, cientos de curiosos se acercan cada año a observar el humo que emana desde los escombros provocado por el fuego subterráneo que se cree podría seguir ardiendo por 200 años más.


 

Fuente: bbc.com

Imágenes: Dominio Público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1920796 / Shutterstock