UNIVERSO

El Sol se transformará en un gigantesco 'anillo de fuego'

En la madrugada del martes 29 de abril, el cielo volverá a obsequiar uno de sus espectáculos más vistosos, cuando el Sol se transforme en un enorme 'anillo de fuego' al completar un eclipse solar parcial, que podrá ser observado sólo desde algunas remotas regiones del mundo.

Se trata de un eclipse anular, lo que sucede cuando la Luna se encuentra situada a la mayor distancia de la Tierra, momento en que resulta demasiado pequeña como para cubrir por completo al Sol. Entonces, lo que podrá observarse desde nuestro planeta es una especie de aro de fuego alrededor de la silueta lunar.

Lamentablemente, el fenómeno no podrá ser admirado a simple vista desde cualquier parte del mundo. En esta ocasión, el eclipse sólo será visible en todo su esplendor desde una región de la Antártida llamada Tierra de Wilkes. Sin embargo, las fases parciales del fenómeno podrán ser vistas desde Australia e Indonesia, en donde se recomienda emplear cristales con un filtro adecuado para evitar daños en los ojos.

Pero a no desanimar, el eclipse será transmitido en vivo a través de Internet para que todo el mundo pueda apreciarlo.