HUMANIDAD

El triunfo post mortem de la mujer más longeva de la historia

Jeanne Calment falleció en agosto de 1997, en un geriátrico de Arlés, su pueblo natal, en Francia. Al momento de su muerte, contabilizó 122 años y 165 días de vida, es decir, más tiempo vivido que cualquier otro ser humano durante la historia registrada. Sin embargo, ostentar el título de la persona más longeva de la historia no resultó nada fácil. Recién ahora, un estudio científico logró determinar que la acusación de fraude, iniciada en 2018 por investigadores rusos, era falsa.

A finales del año pasado, el matemático Nikolai Zak sugirió que una de sus hijas había "ocupado"  el lugar de Jeanne Calment, quien en realidad, según la acusación, habría muerto a los 99 años y no a los 122. El investigador aseguró que la sustitución habría sido realizada para evitar el pago de derechos sucesorios, es decir, una maniobra fraudulenta. Ahora, desde múltiples instituciones científicas de prestigio, se corroboró que la acusación no tiene ningún sustento científico.

2509.H.N1.Mujer

El informe elaborado por estas instituciones sostiene que "a más de 30 años después de su muerte, Jeanne Calment es aún el ser humano que tuvo la vida más larga", y asegura que la investigación realizada "demuestra que ella, lejos de los complots y malversaciones familiares, ha vivido 122 largos años". En cuanto al secreto de su longevidad, los investigadores especulan con una mezcla entre herencia genética, medioambiente y algo de suerte.


Fuente: clarin.com

Imágenes: Shutterstock / clarin.com