HUMANIDAD

El último enigma de Egipto: los seis órganos de la momia Didibastet

Arqueólogos dieron con el hallazgo de una cámara funeraria, datada con aproximadamente 2.600 años de antigüedad, bajo las arenas de la necrópolis de Saggara, en Egipto, a los pies de la pirámide de Unas. Dentro de ella fue encontrado el ataúd de una mujer llamada Didibastet: una momia enterrada con seis vasos canopos, donde se depositaban los órganos de la difunta, desafiando la tradición conocida de cuatro recipientes. 

 

"Sus seis vasos canopos son una auténtica sorpresa, pues la tradición consistía en extraer, embalsamar y almacenar en cuatro recipientes los pulmones, el estómago o bazo, el hígado y los intestinos", explicó el director de la misión germano egipcia de la Universidad de Tübingen, Ramadan Badri Husein, quien investiga desde hace cuatro años el área sur del cementerio de Saqar. 

MOMIA DIDIBASTET

La costumbre funeraria de aquella época, que encomendaba la protección del cuarteto de recipientes a cuatro deidades, los conocidos como cuatro hijos de Horus -Kebehsenuf, Imset, Duamutef, Hapi-. Cada uno correspondía al órgano que tenía asignado: Kebehsenuf cuidaba de los intestinos; Imset, del hígado; Hapu, de los pulmones y Duamutef, del estómago.

"Este hallazgo acentúa el aspecto comercial de la momificación como una transacción diaria entre individuos y embalsamadores que ofrecían diferentes paquetes de momificación y opciones de equipamiento funerario", comentó Husein. Otras momias con un solo vaso aparecieron en el pozo funerario, los cuales –posiblemente- hayan sido clientes menos adinerados que Didibastet. 


Fuente: elmundo.es

Imágenes: Shutterstock / elmundo.es