GUERRAS MUNDIALES

Encuentran un peluche perdido en la Gran Guerra

La Primera Guerra Mundial, de la que actualmente se cumplen cien años, fue el primer conflicto bélico a escala planetaria, y por lo tanto provocó la destrucción no solo de ciudades y países enteros, sino también de centenares de miles de historias y de vínculos, a punto tal que todavía hoy, un siglo más tarde, aparecen aquí y allá los vestigios, las esquirlas de relatos rotos y relaciones que se vieron interrumpidas de manera demasiado repentina. Es el caso del oso de peluche hallado en el aeropuerto de Bristol, en Gran Bretaña, de cien años de antigüedad y separado de sus provisorias dueñas, Dora y Glyn, desde 1918.

Las autoridades inglesas intentan desde hace meses averiguar el paradero de Dora y Glyn, quienes intentaron regalar el peluche a su padre, según puede leerse en la carta escrita al dorso de la fotografía encontrada junto al desmañado osito: “Con amor y besos para nuestro amado padre, de tus amorosas hijas Dora y Glyn”.

Según los investigadores abocados a la búsqueda, lo más probable es que el peluche, quien con el correr de los años perdió un ojo y media oreja adoptando un aspecto de indeleble melancolía, nunca habría llegado al destinatario del regalo, posiblemente uno de los tantos padres que no volvieron de la guerra, y la bienvenida de sus hijas quedó postergada para siempre. Desde hace varias semanas se investiga en los archivos del aeropuerto en busca de nombres de pasajeros cuyos nombres coincidan con los apuntados en la epístola, aunque hasta el momento la pesquisa ha sido en vano. Sigue siendo, este osito solitario, una postal conmovedora de la tristeza de toda guerra.

FUENTE E IMÁGENES

SDPNOTICIAS