TUTANKAMÓN

Escándalo por defectuosa restauración: rompen la barbilla de Tutankamón y la pegan con adhesivo

Personal del Museo Egipcio de El Cairo denunció, bajo condición de anonimato, que la célebre barba de la máscara mortuoria del faraón Tutankamón, máximo ícono de la institución, fue doblemente dañada por la negligencia de los restauradores a su cargo y de la dirección del museo.

Por el incidente fue separada de su cargo Ilham Abdelrahmán, primera autoridad responsable de los trabajos de restauración del emblemático museo. La decisión, dada a conocer por el ministro de antigüedades, Mamduh al Damati, se produce tres días después de que los expertos reconocieran la "restauración defectuosa" del emblema del mayor museo faraónico del mundo.

Los trabajos observados se centran en la perilla del faraón, que se desprendió de la máscara a raíz de un accidente, sucedido mientras se realizaban las obras de recambio en la luminaria del museo, en agosto pasado. No habían trascendido noticias al respecto, hasta hoy, cuando se conocieron las denuncias anónimas sobre la utilización de resina "epoxy" para adherir nuevamente la barba a la máscara fúnebre.

Las denuncias fueron acompañadas por imágenes que demuestran, incluso a los ojos menos avezados, el grosero trabajo de restauración, que deja ver a simple vista la resina amarillenta. El restaurador alemán Christian Eckmann, colaborador de las autoridades egipcias, sostuvo que "es la ejecución lo que no se hizo de la mejor manera y es obvio si se ve la máscara. Así que yo sugeriría hacerlo de nuevo", al tiempo que aclaró que “la máscara no corre peligro […] podría haberse restaurado mejor de lo que se hizo ".

Fuente: Clarín