HUMANIDAD

Extraña teoría afirma que Quetzalcóatl era un apóstol de Jesús

Quetzalcóatl es uno de los dioses más importantes de la cultura mesoamericana, con múltiples réplicas a través de las diversas civilizaciones prehispánicas. Su origen representa hoy un misterio tan grande como el que debieron afrontar los frailes encargados de documentar la historia de los pueblos originarios, durante la Conquista, y su transición al catolicismo.

Durante los primeros cien años, tras la caída de Tenochtitlán, los frailes manejaron la noción de que Quetzalcóatl fue un hombre barbudo, de tez blanca y ojos azules, llegado desde lejos para enseñar sus conocimientos de astronomía, agricultura artes y ciencias a los olmecas. Este relato sincrético fue aceptado por quienes reescribirían la historia de los pueblos conquistadas.

Uno de los más acérrimos defensores de Quetzalcóatl apóstol fue Fray Servando Teresa de Mier, quien explicó, durante su célebre sermón guadalupano de 1794, que la imagen de la Virgen de Guadalupe no estaba pintada sobre la tilma de Juan Diego, sino sobre la del apóstol Tomás, más conocido en América como Quetzalcóatl.

2108.H.N2.Apostol

De hecho, varios de los pensadores coloniales aceptaron esa identificación entre el dios aborigen y Santo Tomás. Incluso en pleno siglo XIX, fueron muchos los intelectuales mexicanos que se mostraron fascinados por este vínculo. Ciertamente, hoy no existe ninguna evidencia que sostenga un contacto entre mesoamericanos y las indias.


Fuente: culturacolectiva.com

Imágenes: Shutterstock / Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=45421285 / Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=31594944