mujeres

Grandes mujeres colombianas

Todavía son relativamente pocos los países del mundo en donde la mujer puede llegar a ocupar puestos de jerarquía institucional. Entre ellos, quizá ningún país latinoamericano se destaque más que Colombia, en donde las mujeres han logrado encumbrarse en las más altas posiciones políticas, sociales y culturales.

La irrupción femenina en el delicado entramado de la dirigencia social o empresarial, se destaca aún más cuando se considera que hasta hace no muchas décadas las mujeres ni siquiera tenían la potestad de votar para elegir democráticamente a sus representantes.

Así, en un corto lapso de tiempo, las mujeres se han transformado en figuras de primer nivel en sectores tan diversos como la política, la cultura, las finanzas, la industria y los claustros académicos, por mencionar tan sólo algunos.

Adriana Christian Ocampo Uria es directora del Programa de la Ciencia de la NASA y responsable -entre otros proyectos importantes- de la misión Juno, una sonda que investigó por primera vez el planeta Júpiter y que actualmente se encamina hacia los horizontes de nuestro Sistema Solar. Además, trabaja en colaboración con la Agencia Espacial Europea y la Agencia de Exploración Aeroespacial japonesa.

Con tan sólo 27 años, Yeisully Tapias fue distinguida con el premio Mujer Cafam, en 2016, por su trabajo en pos de mejorar la calidad de vida y el bienestar de la comunidad de La Dorada, en el departamento de Caldas, Colombia. A través de la Asociación de Jóvenes Emprendedores ASOJE – Red de Jóvenes Rurales de Caldas, que nuclea mayormente a jóvenes desplazados por la violencia, se elaboran proyectos para desarrollar y potenciar las capacidades en el campo colombiano.

A lo largo de 28 años, Solina Gallego Fernández llevó adelante algunas de las más prodigiosas obras sociales para mejorar la educación y calidad de vida de decenas de miles de niños pobres en Antioquia. Su obra no solamente ha ayudado a uno de los sectores más vulnerables de la población, sino que ha servido de ejemplo a muchas otras mujeres.

Virginia Gutiérrez de Pineda fue ungida como la Mujer del Año, en 1967, por sus labores en el campo de la educación y la investigación en Colombia. Fue verdadera pionera, una de las primeras mujeres colombianas en obtener un título universitario como educadora.

Ellas son tan sólo algunas de las muchísimas mujeres que enorgullecen a Colombia, Sudamérica y al mundo entero. El Premio Cafam a la Mujer exalta la labor de las féminas colombianas que son motor de importantes iniciativas para luchar por la equidad social y contribuir a la mejor calidad de vida de las comunidades más vulnerables de Colombia. El 29 Premio Cafam a la Mujer es un homenaje a las mujeres que construyen país. Creadoras de paz.