CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Guerra de las corrientes: el cruce entre Edison y Tesla que cambió la historia

Uno de los grandes desafíos que tuvo Nikola Tesla fue superar la difamación de Thomas Alva Edison, luego de su llegada a Estados Unidos con la idea de mejorar el estándar de electricidad que allí se utilizaba. Sin embargo, sus buenas intenciones y nociones sobre mecánica, física y matemática se enfrentaron con los deseos y ambiciones de su “rival”.

La historia comenzó en 1879, mientras Edison buscaba insertar en sociedad la bombilla incandescente. Luego de varios años de pruebas, logró sustituir al vapor como fuente de energía por la corriente continua, logrando un éxito de corto alcance, ya que al tiempo comenzaron a notar inconvenientes en el sistema: la energía fluía en una dirección y los cables se derretían.

EDISON TESLA GUERRA

Buscando soluciones, en 1884, Edison contrató a Nikola Tesla, que había arribado recientemente a Nueva York. El joven croata, no sólo cumplió con el objetivo, sino que, un año y medio más tarde, encontró una solución alternativa a la corriente continua de Edison: un sistema de generación y transmisión de corriente alterna que permite transportar la energía a grandes distancias.

EDISON TESLA GUERRA

Sin embargo, Edison desestimó la idea, menospreció el trabajo de Tesla, e incluso se negó a pagarle el dinero prometido por cumplir el trabajo. Mientras tanto, muchos inversores se mostraron interesados en la idea del joven europeo, y la comercialización de aquel nuevo sistema dio inicio a la reconocida “guerra de la corrientes” entre ambos. 

EDISON TESLA GUERRA

A partir de entonces, comenzó una carrear desleal, donde ambos personajes buscaban difamar al otro, advirtiendo mediantes carteles y propagandas los peligros que conllevaban sus ideas energéticas. Sin embargo, la corriente alterna de Tesla logro imponerse masivamente en las grandes ciudades, convirtiéndose en la energía de consumo masivo del siglo XX.


Fuente: clarin.com

Imágenes: Wikipedia Commons / clarin.com