DRAGON BALL

Ha nacido un nuevo dragón: la historia continúa

El cascarón se rompió y Eslovenia festeja la llegada de un bebé dragón: desde hace meses se esperaba el nacimiento de un nuevo Olm (“proteus anguinus”), salamandra albina de vida subterránea, en una cueva de Postojna, en el citado país.

Este ejemplar viene a continuar el linaje de una rara especie animal, que en el pasado fue considerada la prueba fehaciente de la existencia de los míticos dragones. 

No sólo su forma emparenta a los Olm con los dragones de las leyendas orientales: su longevidad (pueden vivir hasta cien años), su olfato súper desarrollado que les permite encontrar alimento en la oscuridad absoluta, y su capacidad de adaptación ascética (pueden estar sin comer ni reproducirse por diez años), los vuelve dignos de comparación con el ser noble que reúne todas las virtudes de los arquetipos chinos: la fuerza, la flexibilidad, la resistencia, la inteligencia.

Desde la perspectiva occidental, sin embargo, este nacimiento no puede leerse más que como un hecho de la ciencia: los míticos dragones, encarnaciones del mal y el paganismo, fueron vencidos de una vez y para siempre por San Jorge de Capadocia, quien representaba, montado en su caballo blanco, los ideales de la Iglesia, en la leyenda que dio lugar a la gran mayoría de los cuentos de hadas y dragones que todavía se relatan en la actualidad, de este lado del mundo.

 

 

 


Fuente: LA Gran Época / La Voz / Wikipedia

Imagen 1: Dominio Público vía Wikimedia Commons

Imagen 2 e imagen principal: Arne Hodalič - Trabajo propio, vía Wikimedia Commons