Macedonia Filipo II

Hallan en una tumba los restos de uno de los personajes más importantes de la Historia

En el llamado Cementerio de los Túmulos, cerca de la localidad griega de Vergina, hay tres tumbas, descubiertas en la década de 1970; en una de ellas, conocida como tumba II, magnífica y extraordinariamente bien conservada, se creía que descansaban los restos de Filipo II, padre de Alejandro Magno y personaje central en la historia antigua. No obstante, una nueva investigación, dirigida por antropólogos griegos y españoles, ha demostrado, mediante modernas técnicas forenses, que Filipo II no se encuentra exactamente allí, sino en la tumba I: el individuo masculino que allí reposa tiene una lesión en la rodilla y una serie de orificios en los huesos que coinciden con la herida de lanza que, según consta en documentos históricos, casi le cuesta la vida en el año 339 a.C.

Otro dato llamativo derivado de este descubrimiento es que Filipo II no está solo en su tumba, sino que está con quien era su mujer al momento de su muerte y el pequeño hijo de ambos. El padre de Alejandro Magno fue asesinado por un guardaespaldas en el 336 a.C.; su mujer, Cleopatra, de unos 18 años, y el bebé, habrían sido mandados a matar por Olimpia, antigua esposa de Filipo II y madre del gran conquistador. Si bien los estudios no fueron contundente respectos de la edad que tenía Filipo II al momento de su muerte, los científicos especulan que habría rondado los 45 años. "Esperamos que los griegos se sientan inspirados por estos líderes del pasado y que entre todos seamos más capaces de lidiar con la crisis actual (…) Puede incluso tener un beneficio económico si el Gobierno decide organizar excursiones procedentes de todo el mundo para exhibir estas piezas y contar esta fascinante historia” añadieron los investigadores.

 

 


FUENTE: El mundo

Imagen: Shutterstock