HUMANIDAD

Hallan la 'carta perdida' de Galileo

La gran mayoría de los historiadores señalan el histórico enfrentamiento entre Galileo Galilei y la Iglesia Católica, como el hito más emblemático de un conflicto que sistemáticamente ha involucrado a la ciencia y a la religión. La historia conocida es que el científico italiano postuló que el Sol es el centro del universo, contradiciendo los textos bíblicos que señalan a la Tierra como tal centro, lo que derivó en su enjuiciamiento por herejía y posterior prisión domiciliaria.

Sin embargo, esta imagen de hombre resuelto y decididamente dispuesto a enfrentar la opresión supersticiosa de una institución desafiada por la ciencia, está hoy en duda a raíz del hallazgo de una carta escrita por el propio Galileo, y que se consideraba perdida. Un estudiante de Universidad de Bérgamo, en Italia, descubrió la misiva mientras investigaba varios documentos del científico italiano.

2908.H.N1.Iglesia2

La teoría heliocéntrica, que ya había sido postulada por el astrónomo polaco Nicolás Copérnico, cien años antes, no fue tan objetada por la Iglesia. En realidad, los teólogos se limitaron a considerarla, siempre y cuando se entendiera su naturaleza puramente matemática, como auxilio para los cálculos astronómicos. De hecho, Galileo fue muy bien recibido en Roma, en 1611, cuando mantuvo una audiencia con el papa.

2908.H.N1.Iglesia1

Habrían sido algunos profesores laicos de Roma los que se disgustaron con Galileo, fuera ya por contradecir a la Biblia, o por celos irrefrenables ante la atención que el italiano había despertado. La carta recientemente hallada, había sido escrita a Castelli, un discípulo de Galileo, con la intención de ayudarlo a enfrentar las críticas recibidas por parte de un grupo de nobles indignados con la teoría copernicana.

2908.H.N1.Iglesia3

Galileo, devoto católico, escribió que entre ciencia y religión no existe ningún conflicto, puesto que la biblia nunca se propuso como un libro de ciencia. "Las Sagradas Escrituras no pueden errar, pero sí sus intérpretes, especialmente si siempre se basan en el significado literal de las palabras", escribió a su pupilo. Fueron estas palabras las que en efecto molestaron a los teólogos de la época, que entonces lo denunciaron con la Inquisición de Florencia.


Fuente: bbc.com

Imágenes: Shutterstock / bbc.com