semana santa

Hallan la vivienda en la que pudo haberse criado Jesús de Nazaret junto a María y José

Por: HISTORY Latinoamérica

El trabajo de un equipo británico de arqueólogos dio con el hallazgo de la vivienda, en Nazaret, Israel, que pudo haber sido el lugar en donde Jesús se crio junto a sus padres, María y José.

Se trata del equipo arqueológico liderado por Ken Dark, profesor de la Universidad de Reading, en el Reino Unido, que publicó un estudio en donde se asegura haber hallado la casa de crianza de Jesús. La vivienda, ubicada en Nazaret, fue descubierta por primera vez en la década de 1880, gracias al trabajo de las monjas del convento de las Hermanas de Nazaret. No obstante, recién en el año 2006, fue posible constatar científicamente que la vivienda fue erigida en siglo I d. C., cuando investigadores determinaron que allí se habría criado Jesús, en consonancia con lo que la población local sostuvo a través de los siglos.

"¿Fue esta la casa donde creció Jesús? Es imposible decirlo con certeza", sostiene Dark, y añade que "por otra parte, no existen buenas razones arqueológicas para descartar esta opción".  El estudio de los especialistas determinó que, siglos después de Jesús, en aquel lugar fue construida la llamada 'Iglesia de la Nutrición', finamente decorada con motivos bizantinos. El templo fue abandonado en el siglo VIII y fue reconstruido en el siglo XII, por orden y control de los cruzados, hasta que finalmente fue incendiado, un siglo más tarde.

"Los bizantinos y los cruzados escribieron que Cristo probablemente creció justo en el lugar donde estamos trabajando. Sin embargo, cuando el futuro mesías abandonó Nazaret junto con María y José, en el lugar de las casas abandonadas se erigió un tempo y alrededor un cementerio (del que se conservan dos tumbas)", señala Dark. Más allá de las pruebas arqueológicas, se conserva en buen estado un texto del año 670, escrito por el abad Adomnán de Iona, que narra la peregrinación del obispo franco Arculf hasta la ciudad de Nazaret, mencionando la existencia de una iglesia "que fue la casa en la que el Señor se nutrió en su infancia".

Según precisaron los arqueólogos, la casa de Jesús contaba con varias habitaciones y una escalera pegada a uno de los muros perimetrales. Algunos de estos muros fueron construidos con mortero y piedra, mientras que otros han sido excavados en roca caliza. En su interior fueron encontradas varias ollas de cocina rotas, pesas para hilar y vasijas de piedra caliza, utensilios típicamente judíos de la época.

 

 

Fuente: Live Science