einstein

Hallan un manuscrito de Albert Einstein que propone una teoría alternativa al Big Bang

Un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de Waterford, en Irlanda, descubrió un manuscrito perdido durante décadas, que demuestra el trabajo teórico llevado adelante por el célebre físico Albert Einstein como alternativa a la afianzada teoría del génesis universal del Big Bang.

Se trata de un manuscrito fechado en 1931, en donde, a través de textos y sucesivos cálculos, se propone que el cosmos está en expansión estable y eterna, lo que revela -para sorpresa del ámbito académico- que Einstein pensó, al menos durante un tiempo, en la concepción de un modelo cósmico estacionario y por lo tanto alternativo al del gran estallido.

La teoría del Big Bang postula que el universo nació hace casi 14 mil millones de años, cuando una singularidad infinitamente diminuta se expandió violenta y rápidamente, dando origen a todo lo que existe, en el marco de un proceso llamado inflación.

En cambio, el manuscrito hallado propone un universo en expansión eterna, sin principio ni final, en donde nuevas partículas deben continuar formándose para que la densidad permanezca constante.

Lo más curioso del caso es que precisamente esta misma teoría fue sostenida mucho tiempo después, a finales de 1940, por el astrofísico británico Fred Hoyle, que como el resto de la comunidad científica desconocía absolutamente la existencia del manuscrito. Según los expertos, es plausible especular con que,  de haberlo conocido, la teoría podría haber sido defendida con mayores argumentos.

De cualquier modo, y aunque Einstein abandonó prontamente su teoría, lo que subyace es la continua reticencia que el físico alemán demostró ante la aceptada teoría del Big Bang, incluso cuando los teóricos han demostrado que la misma es natural consecuencia de su Teoría de la relatividad.