HUMANIDAD

Hernando, el hijo de Cristóbal Colón que se anticipó a Google

Hernando Colón, hijo ilegítimo aunque reconocido y tutelado por el almirante Cristóbal Colón, murió trabajando para construir una gigantesca biblioteca, en Sevilla, a orillas del río Guadalquivir, que contuviera todas la información impresa existente hasta el momento. A ello dedicó su vida y los recursos económicos que heredó, viajando a través de las ciudades europeas renacentistas más importantes para conseguir no sólo libros, sino también hojas, folletos, estampas, mapas, diarios y bitácoras, en todos los idiomas. Si su padre emprendió la titánica tarea de buscar rutas hacia nuevos mundos, él quiso realizar su propia hazaña: reunir todos los saberes del mundo en un mismo sitio.

Desde luego, sus planes resultaron prácticamente inalcanzables, especialmente a partir de 1522, cuando el barco que trasladaba los más de 1600 libros que Hernando había adquirido en Venecia, naufragó. Lejos de desmoronarse, el hijo de Colón se dio a la tarea de elaborar una notación memorial de los ejemplares perdidos para más tarde volver a comprarlos. Diez años después, retomó la marcha por Europa para continuar con la adquisición de cuanto libro estuviese a su alcance. Así llegó a catalogar unos 10 mil ejemplares, sobre un total de aproximadamente 20 mil libros existentes por entonces en Sevilla. No sólo reunió miles de libros, sino también colecciones gigantescas de estampas e incluso plantas con las que quería construir el primer jardín botánico del mundo.

1102.H.N1.Colon

Hernando murió el 12 de julio de 1539 sin dejar herederos directos, por lo que todos sus libros pasaron a manos de su sobrino Luis, hijo de su hermano Diego Colón. Lamentablemente para la historia, la colección fue desatendida y muchísimas piezas se perdieron o fueron quemadas en la hoguera de la Inquisición. Hoy, en la Catedral de Sevilla descansan los menos de 4 mil libros que alguna vez formaron parte de la gigantesca biblioteca universal de Hernando Colón. Todos y cada uno de ellos están debidamente marcados y fichados por el hombre que entendió la fundamental importancia de reunir toda la información del mundo, cinco siglos antes de Google.


Fuente: elcomercio.pe

Imágenes: Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=3576082 / Shutterstock