HUMANIDAD

Hito arqueológico: están muy cerca de hallar las tumbas de los emperadores aztecas

Durante décadas, los arqueólogos que trabajan en el centro de la capital mexicana, donde se ubica el Templo Mayor, han soñado con encontrar la tumba de un emperador azteca. Ahora, el hallazgo de un tesoro de sacrificios aztecas, en uno de los centros ceremoniales de mayor importancia, podría ser la clave para lograrlo.

Se trata de varias ofrendas datadas con 5 siglos de antigüedad, que incluyen a un niño vestido con atuendos similares a los del dios de la guerra, cuchillos y piedras preciosas, halladas en los escalones del centro ceremonial. Según relatos tradicionales, en ese lugar yacen los restos de reyes aztecas.

1104.H.Tumbas.1.JPG

En una tumba adyacente, fue hallado el esqueleto de un jaguar con atuendos de guerrero, un disco de madera tallado sobre la espalda y una ballesta azteca depositada a su lado. Se trataría de atributos típicos de Huitzilopochtli, dios de la guerra. Además, fueron hallados corales, conchas marinas, un ave y estrellas de mar.

Se supone que tanto el niño como el jaguar habrían sido sacrificados mediante la extracción del corazón, como una ofrenda a los dioses. Se trata de las dos ofrendas más espectaculares jamás halladas, por lo que todo indica que podría tratarse de una o varias tumbas pertenecientes a los reyes aztecas.

1104.H.Tumbas.2.JPG

Mientras tanto, se especula con que en el Templo Mayor podrían hallarse los restos mortales de Ahuitzotl, predecesor de Moctezuma, emperador durante el desembarco de los conquistadores, en 1519. Antes de ser destruido por los europeos, el Templo Mayor habría sido una gigantesca pirámide de 15 pisos de alto.


Fuente: infobae.com

Imágenes: Shutterstock / infobae.com