CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Hombre dragón: hallan restos de un linaje humano desconocido

El hallazgo de restos fósiles de 126 mil años de antigüedad, en Israel, podría reconfigurar la historia de la evolución humana.
Por: HISTORY Latinoamérica

Un estudio científico descubrió restos fósiles del Homo de Nesher Ramla, un grupo humano que podría haber coexistido con el Homo sapiens, el Homo erectus, el Homo heidelbergensis o los neandertales. Los especialistas aseguran que esta camada podría haber emigrado a Europa Occidental, donde se desarrollaron hasta convertirse en los neandertales “clásicos”.

  • 126 mil años de antigüedad

 La excavación en el sitio arqueológico de Nesher Ramla, Israel. Yossi Zaidner, del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

La excavación en el sitio arqueológico de Nesher Ramla, Israel. Yossi Zaidner, del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Luego de varios estudios, los científicos informaron que los vestigios de Homo de Nesher Ramla, encontrados en Israel, datan de 126 mil años de antigüedad. Hasta el momento, los restos fósiles más longevos tenían entre 130 mil y 100 mil años, y fueron ubicados en el llamado Corredor Levantino, la franja entre el Mediterráneo, Israel, Jordania y Siria.

  • Rasgos del Homo de Nesher Ramla

 Reconstrucción virtual de la mandíbula del grupo de Homo de Nesher Ramla/Ariel Pokhojaev, Facultad de Medicina Sackler de la Universidad de Tel Aviv.

Reconstrucción virtual de la mandíbula del grupo de Homo de Nesher Ramla/Ariel Pokhojaev, Facultad de Medicina Sackler de la Universidad de Tel Aviv.

Apodado "hombre dragón" por la ciencia, el Homo de Nesher Ramla, cuyos restos ya se habían hallado antes, tenía rasgos anatómicos más arcaicos que los humanos. Según los investigadores, su morfología comparte características, tanto con los neandertales como con los Homo arcaicos, más específicamente en la zona bucal, con los primeros, y del cráneo, con los segundos. 

  • ¿Cómo sobrevivían?

 Una lámina que es producto de la talla de un núcleo de piedra.<

Una lámina que es producto de la talla de un núcleo de piedra.

En base a las investigaciones, publicadas en la revista Science, se puede afirmar que eran cazadores-recolectores. No solo se alimentaban de ciervos, liebres y otros animales aún más grandes, sino que también eran grandes consumidores de frutas. Por otra parte, todavía no hay evidencias de que hayan desarrollado alguna actividad artística propia.

Podría interesarte:


Fuente: infobae.com (Valeria Román)

Imágenes: Istock / infobae.com