HUMANIDAD

Impresionante imagen: fotografían la parte submarina de un iceberg que se dio vuelta

Durante una expedición a Cierva Cove, una bahía glacial en la Antártida, los científicos descubrieron un iceberg muy especial. El témpano de hielo, cuya parte visible emergía unos diez metros desde el nivel del agua, se notaba muy diferente al resto. En vez del típico color blanco opaco, lucía un tono cristalizado, casi transparente, muy brillante.

 

 

 

Cuando los expedicionarios estuvieron lo suficientemente cerca, pudieron advertir por qué este iceberg se veía tan especial: recientemente se había volteado, dejando en la superficie la parte que generalmente se encuentra inmersa en el agua. Al tratarse de un hielo muy antiguo, los cristales de agua compactados conformaron una verdadera piedra preciosa.

Afortunadamente, el fotógrafo Alex Cornell formaba parte de la misión y pudo retratar este fenómeno pocas veces visto. El paso de los años hizo que el glaciar absorbiera una mínima cantidad de luz roja, lo que generó un tono azulado. Además, distintos minerales, sumados a la materia orgánica que se filtra por la parte submarina, hicieron que iceberg refleje colores verde-azulados.


Fuente: supercurioso.com