HUMANIDAD

Isaac Newton creía que las pirámides de Egipto podrían revelar la fecha del Apocalipsis

Isaac Newton no sólo fue considerado como la cúspide de la revolución científica por su Ley de la Gravedad, la mecánica clásica, la naturaleza de la luz y la óptica, o el desarrollo del cálculo infinitesimal, sino que fue reconocido por su lado “oculto”, atraído por la alquimia y ramas oscuras de la teología.

 

Una serie de notas, escritas alrededor del año 1680, revelan su obsesión con las profecías bíblicas, las pirámides egipcias y el apocalipsis. Sin embargo, parte de estas escrituras están parcialmente quemadas por culpa de -según la leyenda- un incendio menor provocado por su perro Diamond, que saltó sobre la mesa donde estaban los papeles y tiró una vela.

CARTAS NEWTON

En total, son 38 líneas escritas en latín, que también incluyen detalles sobre medidas utilizadas en Roma, Turquía y Persia. Otras partes entremezclan versos en inglés, hebreo y griego, sobre medidas relacionadas con Hércules y Moisés, algunas extraídas de Heródoto e incluso el codo sagrado de los hebreos.

CARTAS NEWTON

Parte del escrito habla sobre las dimensiones de la Gran Pirámide de Guiza, donde Newton se muestra sorprendido porque los tamaños de las entradas, túneles y cámaras fueron planeadas en codos reales. Para el matemático inglés, no solo eran maravillas arquitectónicas de la antigüedad, sino también una llave que podía revelar secretos profundos.

CARTAS NEWTON

Probablemente Newton buscó que estas notas sobre la pirámide le dieran la medida de la Tierra y probara la teoría de la gravedad. Al parecer, el matemático creía que un conocimiento exacto de la arquitectura y las dimensiones edilicias, le podrían haber permitido interpretar de manera precisa los significados profundos y ocultos de la Biblia.


Fuente: lavanguardia.com (David Ruiz Marull)

Imágenes: Shutterstock / Sotheby's / Wikipedia