CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Júpiter: la nueva máxima amenaza para el planeta Tierra

En julio de 1994, más de 20 fragmentos del cometa Shoemaker-Levy 9 (SL9) impactaron contra la superficie de Júpiter. La energía liberada por el impacto fue mayor incluso que cualquier bomba atómica. Quince años después, en 2009, Júpiter volvió a ser bombardeado por un cuerpo desconocido que dejó en su superficie un agujero del tamaño del océano Pacífico.

Los astrónomos descubrieron que estos objetos provienen de una hipotética zona más allá de la órbita de Júpiter, llamada La puerta de entrada de los cometas, la cual fue descubierta como parte de una simulación de los centauros, pequeños cuerpos helados que viajan en órbitas caóticas entre Júpiter y Neptuno.

0311.H.N1.Amenaza1

Para comprender mejor cómo los centauros se convierten en cometas, los astrónomos centraron sus estudios en el 29P/Schwassmann-Wachmann 1, que se encuentra en un punto medio evolutivo entre ambos, y descubrieron que los alrededores de la órbita de Júpiter se encuentran llenos de centauros, por lo menos mil de ellos.

0311.H.N1.Amenaza2

Los astrónomos descubrieron, además, que una vez que entran en la órbita aledaña a Júpiter, es muy probable que los centauros se conviertan en un cometa, tras unos pocos miles de años, lo que en plazos del Sistema Solar es apenas un instante; son cometas que eventualmente podrían representar una amenaza para la Tierra.


Fuente: mundo.sputniknews.com

Imágenes: Shutterstock / mundo.sputniknews.com