TERREMOTOS

La amenaza de terremotos gigantescos

Hace pocos días la falla geológica de Puente Hills, ubicada bajo el centro de Los Ángeles y Hollywood, provocó un sismo de 5,1 de magnitud, con epicentro en la ciudad de La Habra, y más de cien réplicas. Los especialistas del Servicio Geológico de Estados Unidos advirtieron que, si bien esta vez la escasa potencia del terremoto hizo que los daños fueran moderados, un inminente terremoto de 7,5 grados provocado por la falla de Puente Hills tendría consecuencias devastadoras, y sería el más terrible de la historia de California. Sus consecuencias calculables estarían alrededor de las 18 mil muertes humanas, y más de 250.000 millones de dólares de daños. Es por esto que se cree que esta falla, descubierta por la ciencia en 1999, puede provocar un sismo más destructivo que “El Grande”, generado por la falla de San Andrés.

Hay que desatacar que California se ubica sobre el “Anillo de Fuego del Pacífico” una cadena de fallas que vincula cada uno de sus temblores con los de, por ejemplo, Chile. Allí, a poco de sufrir un potente terremoto de 8,2 de magnitud, también se prevé que pueda llegar un sismo aún mayor. Según Marcelo Lagos, el geólogo que predijo dicho terremoto con una semana de anticipación, “la zona tiene características que podrían incurrir en uno más grande”. Es decir que en cualquier momento podría darse una réplica de mayor magnitud aún que el reciente terremoto de Iquique.