GUERRAS

La bomba soviética que era demasiado poderosa para la guerra

Hasta la fecha, el único país que ha detonado una bomba nuclear fue Estados Unidos. Sin embargo, en octubre de 1961, la Unión Soviética quiso hacer una demostración de su poderío armamentístico, que sirviera tanto para amedrentar a sus enemigos capitalistas como para disimular la debilidad de su arsenal atómico.

Así nació la Bomba del Zar, un monstruo de 8 metros de largo y 2,6 metros de diámetro que pesaba más de 27 toneladas y causó la mayor explosión provocada por seres humanos de la historia. Su potencia era 1500 veces superior a la de las bombas de Hiroshima y Nagasaki combinadas, aunque a diferencia de estas no ocasionó víctimas, pues fue detonada solo como demostración, en una isla soviética desierta del Océano Ártico.

1111.H.N1.Reina

Esta gigantesca bomba (conocida con el nombre clave de Iván) resultó tan impráctica como temible. Sin embargo, su poder, capaz de generar movimientos sísmicos en observatorios de Francia, Inglaterra, Japón y los Estados Unidos, significó un gran golpe moral para el mundo capitalista que, por un tiempo, sintió temblar su superioridad tecnológica.


Fuente: infobae.com

Imágenes: Shutterstock / infobae.com