HUMANIDAD

La increíble historia del Mayor William Martin: el hombre que nunca existió

Ewen Montagu, miembro del Servicio de Inteligencia Naval Británico, logró ingeniar una trampa perfecta al espionaje nazi en la Segunda Guerra Mundial. Consiguió que supuestos documentos secretos llegaran a manos alemanas con el mensaje de que Sicilia no sería el lugar del gran desembarco que se preparaba para el arribo de tropas inglesas.

 

Para torcer la historia, se decidió arrojar al mar un cadáver joven, de aproximadamente 30 años, que no implicase deterioro ni violencia, para que fuese encontrado. Así fue como nació el protagonista de la Operación Mincemeat: un oficial británico de la Real Infantería de Marina, cuerpo reducido y selecto, bajo el nombre de Mayor William Martin.

DOCUMENTACIÓN  WILLIAM

El 30 de abril de 1943, un pescador de Punta Umbría encontró el cadáver que fue inmediatamente puesto a disposición de la Comandancia de Marina de Huelva. Los británicos, luego de recibir los documentos que llevaba consigo el difunto, pudieron comprobar que habían sido abiertos. Sólo restaba que el Alto Mando alemán creyera la historia que aparecía en esos papeles.

El 15 de mayo, los alemanes transfirieron del sur de Francia al Peloponeso a una de sus mejores unidades. Sicilia había sido descartada como principal punta de lanza de los aliados en Europa. La identidad real de William Martin no se conoció hasta 1996, cuando el Concejo londinense de Kensington y Chelsea, pudo reconstruir la identidad del verdadero fallecido, Glyndwr Michael.


Fuente: abc.es

Imágenes: Fotógrafo oficial de la Royal Navy. Pelman, L (Lt) Museo Imperial de la Guerra Lomdon - Dominio público / Equipo Ewen Montagu - Dominio público