HUMANIDAD

La leyenda del Rey Blanco, un mito que enloqueció a los conquistadores de América

El marino veneciano Sebastián Gaboto, nombrado Piloto Mayor del reino español tras la muerte de Solís, zarpó en 1526 hacia el estrecho de Magallanes para hacer negocios en las islas Molucas. Cuando llegó a Santa Catalina, cerca de la actual Florianópolis, escuchó por primera vez una leyenda que cambiaría su vida: la historia de un rey Blanco que habitaba un palacio de plata cargado de tesoros.

 

Entonces, Gaboto decidió cambiar su destino a las Molucas para aventurarse por el Río de la Plata. Bajando por el Atlántico, se encontró con un hombre de ropas europeas: Francisco del Puerto. Este personaje había convivido con charrúas y guaraníes que habían logrado que la leyenda se transformara en una realidad cercana. Gaboto lo unió a su barca y juntos surcaron el río Paraná.

REY BLANCO

Primero fundaron el Fuerte Sancti Spiritu en la confluencia con el Carcarañá, creando la primera población española en tierras argentinas. Sin embargo, Gaboto decidió dejar en el fuerte a 30 hombres armados y partió en busca del rey Blanco. Mientras tanto, Carlos V esperaba noticias sobre las Molucas y decidió enviar a Diego García para investigar qué había pasado con la misión encargada.

REY BLANCO

Cuando García se encontró con Gaboto, se produjo una pelea que terminó en un lazo de paz entre ambos protagonistas, a cambio de una participación en las ganancias, sin que el rey se enterase. Mientras tanto, las islas Molucas quedaron pospuestas para más adelante, y las dos expediciones unificadas comenzaron a navegar por el río Paraguay hacia el Norte, aunque jamás se supo de algún resultado positivo.


Fuente: clarín.com (Felipe Pigna)

Imágenes: Shutterstock / Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=31553861/ Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=28605543