ARQUEOLOGÍA

La misteriosa barba de la esfinge de Giza

La Gran Esfinge de Giza es una monumental escultura situada a orillas del río Nilo. Construído hace más de 4.500 años, como parte un complejo funerario dedicado a los faraones, el monumento mide 20 metros de alto y 57 de largo. Los arqueólogos creen que en la antigüedad la estructura estaba pintada de vivos colores.

Durante los trabajos de restauración llevados a cabo en el siglo pasado, fue descubierta bajo la arena una gigantesca barba que supo pertenecer a la esfinge. Luego de un riguroso análisis los egiptólogos comprobaron que el adorno tuvo que ser añadido a la escultura siglos después de su construcción, ya que la piedra caliza en la que fue tallado el mausoleo no presenta rastros de rupturas.

Se cree que la barba fue agregada para honrar al dios Osiris, patrono de la agricultura, ya que los mandatarios de la época añadían un accesorio similar a su atuendo durante las festividades ofrecidas en su honor.

 

 

Video relacionado:

 

 


Fuente: SUPER CURIOSO

Imagen: Shutterstock