HUMANIDAD

La monja medieval que simuló su muerte para vivir en la "lujuria"

La historia medieval está llena de sorpresas. Esta vez, la sorpresa sucedió dentro de un convento. Historiadores ingleses han realizado un hallazgo por demás curioso sobre la vida de una “monja lujuriosa”,  al clasificar los libros medievales de la Universidad de York.

En los márgenes de un libro de registros de negocios de los arzobispos de York, descubrieron unas notas escritas en latín, que el arzobispo William Melton escribió en 1318, sobre la vida de una monja llamada Joan de Leeds. En estas notas, Melton explicaba que la religiosa "había dejado imprudentemente la propiedad de la religión y la modestia de su sexo".

2706.H.N1.Monja2

La historia se ponía aún más interesante en otro de los apuntes que Melton había hecho sobre Joan de Leeds: "una mente maliciosa que había simulado una enfermedad corporal para luego simular que estaba muerta, sin temer por la salud de su alma y con la ayuda de numerosas cómplices, hacedoras del mal, y que con malicia premeditada elaboraron un maniquí similar al cuerpo de Joan con el objetivo de engañar a los fieles devotos. Ella no tuvo vergüenza en procurarse un entierro en el espacio sagrado entre los religiosos del lugar".

2706.H.N1.Monja1

Más adelante, Melton detallaba que Joan de Leeds dio la espalda a la religión y que “seducida por la indecencia, se involucró irreverentemente y pervirtió arrogantemente su camino de vida conduciéndola hacia la lujuria carnal y lejos de la pobreza y la obediencia”. No es el único caso del que se tenga registro, pues en los márgenes de otro libro se cuenta la historia de la monja “Cecily”, que abandonó los hábitos y vivió con “Gregory de Thornton, tres años o más".


Fuente: infobae.com

Imágenes: Shutterstock / infobae.com