HUMANIDAD

La monja que secretamente salvó del nazismo a 83 niños judíos

La monja Denise Bergon fue la madre superiora del Convento de Nuestra Señora de Massip en Capdenac, situado a 150 kilómetros de Toulouse. Tuvo bajo su gestión un internado en el que fue posible esconder niños judíos entre sus alumnos católicos. Sin embargo, a Bergon le preocupaba el peligro que generaba a las otras monjas y el acto de deshonestidad que supondría su buena acción.

Durante el invierno de 1942, la hermana Bergon recogió a varios niños que se encontraban escondidos en los bosques y valles en las inmediaciones de su región, mientras las tropas alemanas y fascistas intensificaban las búsquedas de judíos. En total, la cantidad de niños que albergó el convento ascendió a los 83 refugiados.

MONJA SALVA NIÑOS

Los pequeños eran enviados desde sus casas con dinero, joyas y bienes de valor para pagar por el refugio antes de intentar salir de Francia. "Desde 1944, la búsqueda de judíos se volvió más estrecha. Nos llegaban solicitudes de refugio de todas partes. Recibimos cerca de 15 niñas pequeñas. Algunas de ellas consiguieron escapar milagrosamente de la Gestapo", escribió Bergon en 1946.

MONJA SALVA NIÑOS

Por otra parte, las únicas que sabían la verdad de cada niño eran la directora de la escuela, el capellán y otras dos hermanas. Las monjas restantes sabían que los niños eran refugiados de la región de Alsacia y Lorena, pero desconocían que eran judíos. Como los pequeños no estaban familiarizados con los cultos católicos, los hicieron pasar como comunistas para no levantar sospechas.

MONJA SALVA NIÑOS

Tras la liberación del sur de Francia en agosto de 1944, la hermana Bergon permaneció en el convento y continuó trabajando hasta su muerte en 2006. Tiempo después, ayudó a niños desfavorecidos y luego a inmigrantes del norte de África. En 1980 recibió honores por parte del Centro Conmemorativo del Holocausto y fue nombrada como "Justa de las Naciones".


Fuente: bbc.com (Niamh Hughes)

Imágenes: Shutterstock / bbc.com