CIENCIA Y TECNOLOGÍA

La NASA pone en órbita revolucionarias naves impulsadas por agua

La NASA ha dado el primer paso en la nueva generación de exploradores interplanetarios. Y lo hizo al poner en órbita dos naves espaciales autónomas que vuelan gracias a propulsores impulsados por agua. Las naves son del tipo CubeSats, naves muy pequeñas que no superan  los 10 centímetros de longitud en cada uno de sus lados.

Las naves se movieron de manera autónoma, a 9 kilómetros entre sí, hasta que establecieron comunicación por radio y la nave ‘jefe’ le ordenó a la ‘subordinada’ que se acercara a ella disparando su propulsor con agua, el cual se convirtió en vapor e impulsó la nave. De este modo, la NASA ha demostrado que puede programar una secuencia de comandos para que la nave haga el trabajo por su cuenta, sin que sea manejada desde la Tierra.

La NASA planea utilizar este tipo de pequeñas naves para explorar las nuevas misiones interplanetarias sin la necesidad de monitorearlas permanentemente. Se plantea incluso que robots exploradores como Curiosity actúen como “naves nodrizas” que estén a cargo de un enjambre de drones, a los que se les daría un conjunto de instrucciones sobre la exploración para que luego actúen por su propia cuenta.


Fuente: larepublica.pe

Imágenes: larepublica.pe