HUMANIDAD

La píldora que revolucionó la económica de finales del siglo XX

La creación de la píldora anticonceptiva no sólo procuró una liberación sexual y social inédita en la historia de las mujeres, que eventualmente quedaron en igualdad de condiciones con los hombres, sino que también revolucionó la economía de finales del siglo XX mediante un significativo cambio en el los ingresos monetarios de las féminas.

Durante siglos, el control de la natalidad humana había echado mano a toda clase de artilugios, desde los más descabellados, como el uso de excremento de cocodrilo en el antiguo Egipto, o el aceite de cerdo que el mismísimo Aristóteles recomendaba, hasta los más ortodoxos, como el uso de medio limón a modo de capuchón cervical, impulsado por Casanova.

 Pildora Anticonceptiva

Incluso frente a los anticonceptivos modernos, como el condón, la esponja o el diafragma, la píldora anticonceptiva resultó ser mucho más eficaz, al menos tres veces más que los preservativos. Además, la decisión de su uso, así como la administración, quedaron por primera vez en manos de la mujer.

 Pildora Anticonceptiva

En 1960, Estados Unidos fue el primer país en aprobar el uso de la píldora anticonceptiva. A tan solo cinco años de su introducción al mercado estadounidense, casi la mitad de las mujeres casadas ya la empleaba como método anticonceptivo. Cuando la década de 1970 promediaba, la píldora anticonceptiva ya era el anticonceptivo más popular entre las mujeres jóvenes de Estados Unidos.

 Pildora Anticonceptiva

Por ese entonces, el control de fertilidad de la píldora permitió que las carreras comúnmente reservadas a los hombres, como Derecho, Medicina, Odontología y Maestría en Administración de Empresas, se abrieran a cupos femeninos cada vez más altos, hasta que, en la década de 1980, las mujeres llegaron a ocupar un tercio de la lista de graduados.

 Pildora Anticonceptiva

En Estados Unidos, como en prácticamente todo el mundo con acceso a la píldora anticonceptiva, el retraso de la maternidad significó un aumento del 10 por ciento en las ganancias vitalicias de cada mujer. Así, una pequeña píldora impactó en la economía mundial de manera profunda y significativa, paralelamente a la revolución social que generó.


Fuente: bbc.com

Imágenes: Shutterstock