GUERRAS MUNDIALES

La Primera Guerra Mundial, en colores

La Gran Guerra, que tuvo lugar entre el 1914 y 1918, siempre llegó a nosotros, viajando en el tiempo, pero sin colores: las imágenes reales nos cuentan acerca del horror de la guerra pero con una distancia insalvable: el blanco y negro, razón por la cual no las podemos ver como si estuviéramos allí. Encarando esta problemática, para invitar a los espectadores a sumergirse más profundo aún en la realidad de la Gran Guerra, la galería Bilderwelt de Berlín realizó la muestra “La Gran Guerra en color. Fotografías”, que consta de 100 fotografías tomadas durante el conflicto bélico en distintos frentes, desde Francia hasta Palestina; estas fotografías, tomadas por los reporteros franceses Jules Gervais-Courtellemont, Léon Gimpel y Fernand Cubille, el alemán Hans Hildebrand, y los australianos Hubert Wilkins y Frank Hurley, fueron trabajadas originalmente con colores para retratar la realidad cromática de cada situación, acercándonos así de manera impactante a los escenarios y personajes que sufrieron la guerra hace ya un siglo. La técnicas utilizadas en su momento fueron el autocromo, basado en una placa de vidrio con un mosaico de granos de almidón pintados de naranja, verde y morado; el fotocromo, una impresión en color sobre el negativo en blanco y negro; y el tricromo, procedimiento de reproducción de colores a partir de la estampación sucesiva de rojo, verde y azul. Estas técnicas eran demasiado caras como para llegar al uso masivo o periodístico, por lo que se utilizaron en contadas ocasiones para registros muy específicos (a pedido de los ejércitos o destinados a importantes archivos). Esta muestra representa una extraordinaria compilación de estas rarezas históricas.

FUENTE E IMÁGENES

InfoBae