TOP GEAR

La tecnología del futuro, adentro de los automóviles

Tal vez el futuro de los automóviles no esté marcado, como se esperaba, por sus características que pueden verse a simple vista, en la superficie, sino por la tecnología implementada en su interior. Actualmente, fabricantes como Ford y Mercedes Benz se encuentran abocados a la implementación de novedosos sistemas de interacción con los servicios “a bordo”. La imagen futurista que desvela a los pioneros de la industria automotriz es la de un conductor que pueda, por ejemplo, elegir qué música escuchar, con un simple gesto, que facilite su utilización de la tecnología del automóvil y al mismo tiempo garantice su seguridad. Atentos a esta tendencia, gigantes de la innovación tecnológica como Apple y Google han puesto manos a la obra para convertirse en la vanguardia de este nuevo tipo de confort para automovilistas. El camino tomado por las grandes empresas es en dirección a la utilización de las manos y la cabeza como comandos de una computadora; los sistemas de comandos con lecturas de gestos ya son una realidad, y no faltará demasiado para que lleguen a los coches.

No obstante, el director global de Ford, Parrish Hanna, advierte que es crucial “no dejarse llevar por la tecnología”, a la hora de incluir nuevas interfaces entre humanos y máquinas, y concentrar la energía en aquello que pueda resolver un problema, más allá de crear un evento de marketing. Hanna explica que el manejo, gestos simples que son reconocidos por la computadora del auto pueden ayudar a mantener la mirada del conductor en el camino; y, por otra parte, funcionan mejor que los sistemas basados en comandos de voz, por aquellas situaciones (muy corrientes) en que los ruidos del ambiente dificultan la audición. En esta carrera, a la que se han lanzado Apple, Google y Microsoft para seducir con sus sistemas innovadores a los fabricantes de automóviles, abre para las empresas campos de ganancias todavía inexplorados como la publicidad interna en los coches.