ARQUEOLOGÍA

La tumba del Señor de los Caballos, en Egipto

Un grupo de científicos españoles e italianos ha descubierto en Tebas la tumba de May, quien resultó ser, según investigaciones posteriores, un importante personaje público de su época, el encargado nada menos que de los caballos del faraón.

La egiptóloga Mila Álvarez Sosa, de la misión arqueológica Min-Project, relató los pasos del azaroso hallazgo: “encontramos una apertura cuando estábamos realizando los trabajos de limpieza e inspección en las tumbas de Min y Kampp 327, que pertenece a un personaje desconocido (…) Hallamos un túnel, accedimos a él con dificultad, empezamos a caminar metros y metros y al final entramos en una sala longitudinal llena de escombros. Al llegar a una segunda sala transversal nos dimos cuenta de que estábamos en una tumba en forma de T, típica de la dinastía XVII (…) es una sensación de shock y tensión. Hay que evitar dañar los restos y tener un accidente. La alegría viene después, al asimilar la noticia. Es un nuevo personaje que sale a la luz y que tiene una historia”.

La noticia fue asimilada, y este nuevo personaje ha pasado a formar parte de la historia documentada del antiguo Egipto. En su lugar de descanso eterno se lo ve retratado, junto a su esposa Neferet, en medio de un banquete de alimentos. Todo lo que puede saberse se debe en gran parte al “cono funerario”, una suerte de documento de identidad colocado fuera de la tumba, que permitió conocer nombre y títulos del difunto, información luego completada por los especialistas.

 

 

Imagem: Luis García [GFDL or CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons