CATÁSTROFES

Las comunicaciones de la Tierra fueron interrumpidas por una gigantesca erupción solar

Según los últimos registros científicos, el Sol emitió una gigantesca erupción de clase X1.4 que provocó serios trastornos temporales en las comunicaciones de la Tierra.

La brutal explosión fue registrada a las 00.27 GMT del 25 de abril e interrumpió la radio de alta frecuencia durante el lapso de una hora en las zonas terrestres con horario diurno, según informó el Centro de la Predicción del Clima Espacial (SWPC, por sus siglas en inglés).

Esta es la imagen de la erupción según distintas vistas captadas con diferentes longitudes de onda.

Según la clasificación científica, las explosiones solares de subdividen en cinco clases diferentes, A, B, C, M y X, en función de la potencia que evidencia la radiación de rayos X; cada una de las clases supone una potencia diez veces superior a la anterior. A su vez, las cifras que suceden a cada letra indican la intensidad del destello radiactivo dentro de la clase asignada. Mientras tanto, la clase más leve sería denominada como A0.0 y corresponde a la potencia de la radiación sobre la órbita terráquea de 10 nano-vatios por metro cuadrado.

En tanto, la clasificación X1.4 representa una de las explosiones más brutales jamás registradas. Y no es la primera: el pasado mes de febrero sucedió una erupción solar del mismo tipo, calificada por entonces como X5, que representó la explosión solar más grande de los últimos años.