HUMANIDAD

Las costumbres más extrañas de la Antigua Roma

La Antigua Roma sigue siendo objeto de estudio por múltiples razones; más allá de toda su gloria, los romanos tenían costumbres que hoy resultan sumamente extrañas. Estas son algunas de ellas:

  • Uniceja

En la Antigua Roma la uniceja era muy valorada entre las mujeres. Se la consideraba rasgo de sabiduría e inteligencia, y por eso muchas recurrían a distintos trucos para obtenerla, incluso utilizando cejas elaboradas con lana de cabra.

  • Sangre de gladiador

Algunos textos antiguos explican que después de las peleas de gladiadores, se recogía la sangre de los combatientes caídos para ser vendida como medicamento, ya que algunos creían que al beberla recibían la fuerza de los gladiadores muertos.

  • Jabón

Los romanos se bañaban todos los días, pero nunca utilizaban jabón. En vez de ello, frotaban su cuerpo con aceites esenciales y luego los retiraban con unos cepillos especiales.

2310.H.N2.Costumbres

  • Orina

Esto puede resultar particularmente extraño, pero se asegura que los romanos utilizaban la orina humana para lavar la ropa.

  • Veneno

Un siglo antes de Cristo, los emperadores romanos comenzaron a consumir una cantidad mínima de cada veneno conocido para volverse inmune a él. Algo similar a la práctica de las vacunas.

  • Vómito

Está ampliamente documentado que los romanos ricos eran amantes de los excesos, especialmente de la comida y la bebida. Tanto así, que en las grandes fiestas acostumbraban provocarse el vómito para liberar el estómago y poder seguir comiendo.

  • Pelo 

La costumbre de teñirse el pelo viene de los días en que  las mujeres de la Antigua Roma se lo teñían como prueba de elegancia y sofisticación. Además, se dice que Mesalina, tercera esposa del emperador Claudio, fue quien puso de moda las pelucas de colores.


Fuente: okdiario.com

Imágenes: Shutterstock / okdiario.com