HUMANIDAD

Las profecías más destacadas para el 2021

Por: HISTORY Latinoamérica

Si el 2020 pareció un año de película, las predicciones de los poderosos psíquicos Nostradamus y Baba Vanga (conocida como la Nostradamus de los Balcanes) prevén una secuela no mucho más alentadora. He aquí sus profecías más destacadas para el 2021:

De acuerdo a sus seguidores, Vangelia Pandeva Dimitrova, mejor conocida como Baba Vanga, anticipó el comienzo y el final de la Segunda Guerra, el desenlace del modelo creado por la URSS y el ataque a las Torres gemelas. 

H.31.12.N2.Profecias20201

Para el año próximo, Baba predijo que “la gran nación en el océano será destruida” y que ello provocará devastadoras “inundaciones, terremotos, tormentas y grandes olas”. "Muchas criaturas vivientes serán destruidas aquí. No solo eso, sino que los que sobrevivan morirán de una enfermedad grave". Para muchos, esta última predicción señalaría la posibilidad de que comience una nueva pandemia o de que se agudice la crisis sanitaria actual. 

H.31.12.N2.Profecias20201

En el plano político, Baba Vanga pronosticó que China podría consolidarse como una superpotencia mundial. De hecho, anunció que la gente haría circular “dinero de color rojo”. 

H.31.12.N2.Profecias20201

Nostradamus, por su parte, habló en sus textos de “pocos jóvenes, medio muertos para empezar, muertos por despecho. En un lugar exaltado ocurrirán grandes males. Tristes conceptos vendrán a perjudicar a cada uno. Temporal, padres y madres muertos de infinitos dolores, mujeres de luto; un monstruo pestilente. El grande no será más, todo el mundo se acabará”. Los analistas creen que esta predicción podría vincularse con la segunda parte de la pandemia de Covid-19. Aunque hay quienes no descartan que se trata de una nueva pandemia aun peor. 

H.31.12.N2.Profecias20201

Así como Baba Vanga, Nostradamus hace alusión a catástrofes naturales: “veremos el agua subir y a la tierra derrumbarse bajo ella”, dijo en relación a los problemas que sufrirá el medio ambiente.

Por último, el médico francés hizo referencia a una crisis económica mundial y a la falta de recursos causada por fenómenos naturales que desencadenaría una hambruna sin precedentes en todo el mundo: “El rey cubrirá los bosques, el cielo se abrirá y los campos serán quemados por el calor”. Estos dichos han sido ratificados por los científicos del Programa Mundial de Alimentos, que ya advirtieron que se avecina una hambruna de niveles catastróficos.


Fuente: clarin.com/ prensalibre.com

Imágenes: Shutterstock