CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Las tormentas en Saturno hacen llover diamantes

Por la inmensa masa gaseosa que compone su atmósfera, las condiciones que imperan en su ambiente y una química muy distinta a la de la Tierra, las tormentas de Saturno no generan precipitaciones de agua, sino de diamantes, a tal punto que, según estimaciones científicas, se producen aproximadamente 10 millones de toneladas anuales de piedras preciosas.

La precipitación de diamantes se debe fundamentalmente al gas metano (compuesto por hidrógeno y carbono), cuando los rayos de las tormentas de Saturno, 10 mil veces más poderosos que los de la Tierra, rompen los enlaces de las moléculas y dividen el hidrógeno del carbono. Así, los átomos de carbono se unen entre sí para dar paso a moléculas más grandes.

LluviaDiamantes

Estas moléculas son atraídas por la gravedad de Saturno y, a medida que descienden, el aumento de la temperatura y la presión transforman el carbono, que primero se convierte en grafito y luego en diamante, generando piedras de un centímetro de diámetro. Si bien el fenómeno estimula las ambiciones de la minería espacial, aún resta saber de qué modo sería posible extraer el material precioso, dadas las temperaturas y presiones extremas bajo la corteza de Saturno.


Fuente: meteored.com.ar

Imágenes: Shutterstock