CRIPTOZOOLOGÍA

Lluvia de peces monstruosos en Alaska

La lamprea es un pez de apariencia perturbadora: puede medir hasta 38 centímetros de largo, no tiene escamas ni aletas y muestra una amenazante y extraña boca circular llena de dientes pequeños y afilados, con los que destrozan a los peces bajo el agua. Cabe imaginar la sorpresa y el horror que invadiría a una persona que, sin haber visto nunca en su vida una lamprea en su hábitat natural, se encontrara con una cayendo del cielo, o moviéndose ominosamente en el fondo de su casa. Es lo que ha pasado en estos últimos días, según reporta el Departamento de Caza y Pesca de Alaska (ADF&G), cuando numerosos habitantes de Alaska alertaron sobre horribles peces caídos del cielo, hallados en jardines o estacionamientos; luego de analizar los casos, las autoridades de ADF&G confirmaron que se trataba de lampreas y que, si bien su aparición no puede menos que generar cierto temor, el fenómeno no implica riesgos para la población. Pero ¿cómo se explica que estos peces comiencen a caer de pronto del cielo? Funcionarios de Medio Ambiente de Alaska dieron una explicación simple y convincente: las gaviotas estarían recogiendo lampreas en busca de alimento, y dejándolas caer luego en tierra.  

 

 

FUENTE: InfoBae

Imagen: Drow male [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) via Wikimedia Commons