HUMANIDAD

Los 3 emperadores romanos más monstruosos

La civilización romana fue cuna de algunos de los avances humanos y técnicos más importantes de la historia. No obstante su invaluable legado, el Imperio Romano también dio a luz a un puñado de crueles emperadores, entre los que se destacan los siguientes tres:

  • Tiberio

11.01.N1.Emperadores1

Tiberio Claudio Nerón, segundo emperador de Roma, gobernó el Imperio Romano durante 23 años, desde 14 d. C., hasta 37 d. C. Llegó al poder tras una serie de muertes e intrigas familiares y su gobierno destacó por la prohibición de las religiones y la persecución de los astrólogos. Los historiadores de la época describieron la suma importancia que este emperador dio a la satisfacción de sus deseos, hasta el punto de crear el cargo de Intendente de placeres. Tiberio desconfió de todo y de todos, asesinando con crueldad a senadores y colaboradores, incluyendo a sus hijos. También mandó a asesinar a sus propios familiares y a su madre. Murió estrangulado por un capitán de su guardia personal.

  • Calígula

11.01.N1.Emperadores2

Calígula, tercer emperador de Roma, gobernó el Imperio Romano durante sólo 4 años, desde 37 d. C., hasta 41d. C. Heredó el poder tras la muerte de su padre, Germánico, uno de los más notables generales del Imperio, y después de asesinar a su hermano. El historiador Séneca describió el sadismo con el que Calígula disfrutaba de atormentar a quienes lo rodeaban. Poseyó a prácticamente todas las mujeres que conoció, incluyendo a la prometida de un amigo a la que raptó en plena boda y la que proclamó su esposa. Guardaba en sus armarios amplias colecciones de venenos con los que asesinaba a listas interminables de hombres, mujeres y niños. Calígula llegó a proclamarse dios supremo y creó un templo para su propia adoración. Fue asesinado por un capitán de la Guardia Pretoriana.

  • Nerón

11.01.N1.Emperadores3

Nerón, último emperador de la dinastía Julio-Claudia, gobernó Roma durante 14 años, desde 54 d. C., hasta 68 d. C. A medida que su gobierno se desarrolló, mostró una severa intolerancia al acatamiento de cualquier consejo que no viniera de su propia madre. Se consideraba a sí mismo un ser todopoderoso y adoraba ser amado por el pueblo, lo que lo llevó a perdonar la vida de muchos gladiadores. Sin embargo, tras la muerte de su madre, Nerón se transformó en un severo tirano y perpetró gigantescas matanzas. Cuando su mal gobierno, que gastaba cantidades ingentes de dinero en fiestas y orgías, había sepultado las finanzas del Imperio, una conspiración fue puesta en marcha para asesinarlo. Nerón se enteró a tiempo y desató el masivo asesinato de cientos y cientos de romanos. Murió por propia decisión, después de ordenarle a un soldado que lo matara.


Fuente: msn.com

Imágenes: Shutterstock / Giovanni Dall'Orto, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=3882531 / De cjh1452000 - CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=6983878