GUERRAS MUNDIALES

Los 6 grandes inventos de la Primera Guerra Mundial.

La Gran Guerra, tal como se conoce al primer conflicto planetario del siglo XX, de cuyo comienzo se cumplen este mes 100 años, no solo puede ser recordada por sus nefastas consecuencias para el mundo de su tiempo, sino también, mirando al pasado con perspectiva optimista, por los importantes inventos que se desarrollaron durante su transcurso. Inventos que derivaron de la agudización del ingenio y la creatividad que se produce ante un peligro inminente o una gran dificultad, y que pasaron a formar parte de la vida cotidiana a punto tal que hoy es difícil imaginar cómo eran los días antes de su aparición. Esta es una lista de algunos de los inventos más importantes de la Primera Guerra Mundial 

Llamando a torre de control...

Hasta el momento de la Primera Guerra la comunicación entre pilotos, o entre el avión y la tierra, era muy complicada. Esto promovió invento de un casco en el que se instalaron los auriculares con un micrófono.

El té en saquitos

En 1908 un comerciante estadounidense comenzó a distribuir el té en pequeñas bolsas que se podían poner directamente en el agua. Años después una compañía francesa, durante la guerra, sistematizó el producto y lo llevó al público masivo, llamándolo “bomba de té”.

La cremallera.

¿Cómo era la vida antes de las cremalleras, o cierre relámpago? Fue un sueco emigrado a Estados Unidos quien realizó este invento, que sería adoptado por el ejército de EE.UU. que lo incorporó a su vestimenta. Terminada la guerra, la cremallera se popularizó para uso civil.

Pañuelos de papel. Tras la invención de las toallas sanitarias, la empresa que los desarrolló intentó sacarles más partido, ya que en un principio no triunfaron tanto como esperaban, así que decidieron usar el mismo material para hacer un pañuelo más suave que los que había hasta ese momento.

Cambio de hora.

Alemania fue pionera en cambiar el horario para ahorrar carbón; semanas después, Reino Unido imitó la idea. Se abandonó tras la Guerra, aunque años después se volvió a recuperar.

Toallitas sanitarias.

Se trataba de un material cinco veces más absorbente que el algodón. que se quería usar para la vestimenta de los profesionales sanitarios, pero las enfermeras, en plena Guerra, se dieron cuenta que podía usarse para la higiene femenina durante la menstruación.

FUENTE E IMÁGENES

Cuba Debate