DINOSAURIOS

¿Los dinosaurios fueron extinguidos por la materia oscura?

Desde la física ha surgido una nueva teoría que explica la extinción masiva de las especies en la Tierra, un evento que habría sucedido varias veces en la historia, a raíz del bombardeo de meteoritos sobre la superficie terráquea que la materia oscura provoca cada 35 millones de años.

Se trata de un cuerpo hipotético planteado por los físicos Lisa Randall y Matthew Reece, de la Universidad de Harvard, en los Estados Unidos, basado en las suposiciones que derivan de estudios recientes.

La primera de las hipótesis supone la existencia de una delgada membrana de materia oscura situada sobre la mitad de nuestra galaxia, dividiéndola en un sector superior y otro inferior. Sería este disco de materia oscura el responsable de una mayor cantidad de impactos de meteoritos sobre el planeta Tierra, en un determinado período, generando a su vez la masiva extinción de las especies, incluida la de los dinosaurios. A lo largo de la historia planetaria, este fenómeno habría ocurrido cíclicamente en reiteradas ocasiones.

Nuestro Sistema Solar desarrolla un movimiento horizontal y vertical a lo largo de la galaxia, oscilando de un lado al otro y de arriba hacia abajo, de tal forma que cada 35 millones de años vuelve a pasar por su centro. La hipotética membrana de materia oscura que allí se sitúa provocaría un empuje gravitatorio con repercusión en los cometas de la nube de Ort, que entonces generaría una lluvia de meteoritos sobre la Tierra.

Los físicos asumen que este tipo de bombardeos se da en ciclos de 35 millones de años, aunque no dudan en afirmar que esta conclusión está basada todavía en evidencia estadística muy superficial, nutrida por estudios recientes en cráteres de más de 20 kilómetros de diámetro, con dataciones difícilmente precisables con exactitud.

Así mismo, subrayan el mero carácter hipotético de asumir la existencia de una membrana de materia oscura, ya que ésta sería incapaz de interactuar en tal conformación. En cambio, sí podría hacerlo según la descripción de una hipotética forma de la materia oscura descrita por la ciencia durante el año pasado. Se estima que la existencia de este tipo de materia oscura podría ser comprobada en los próximos estudios astronómicos.

De ser así, con esta nueva teoría los investigadores podrían comenzar a realizar mayores y mejores predicciones sobre el comportamiento de nuestro Sistema Solar y su exótico ciclo de vida.