HUMANIDAD

Los misteriosos objetos submarinos que desorientaron a la Marina de Guerra argentina

En 1958, la Armada argentina efectuó el primer avistaje de un submarino, cerca de Puerto Nuevo, pleno Mar Argentino. Arturo Frondizi, presidente electo ese mismo año, comunicó que, como no había forma de identificarlo ni la nave contestó a las advertencias, se procedió a atacarlo. No se pudo verificar si había sido alcanzado por algunas de las cargas de profundidad que cuatro buques le arrojaron.

Años más tarde, durante ejercicios militares realizados en 1960, se detectó en el Puerto Cracker, la presencia de uno o más submarinos porque, intermitentemente, el radar indicaba que navegaban juntos. Estos buques no respondían a las comunicaciones radiales y las misteriosas naves carecían de cualquier nomenclatura que pudiera individualizarlas. 

ARGENTINA SUBMARINOS FANTASMAS

Por eso, comenzaron a denominárselas como “O.S.N.I.” (Objeto Sumergible No Identificado). Lo único comprobable es que el submarino era detectado y de pronto desaparecía para volver a hacerse ver en otro punto cercano. Por eso, la Armada organizó un vasto operativo: colocaron minas a lo largo de los 16 kilómetros de la boca del golfo, mientras hombres rana buceaban por los alrededores.

ARGENTINA SUBMARINOS FANTASMAS

Participaron 13 buques y 40 aviones, quienes realizaban ataques con cargas de profundidad, que se arrojaban cada diez minutos; jamás se supo si habían dado en el blanco. Al día siguiente del primer ataque, se detectó la presencia de otros dos submarinos que aparecían en el sonar. Así ocurrió hasta el día 20, en que emergían a nivel de periscopio y desaparecían con la misma rapidez. 

ARGENTINA SUBMARINOS FANTASMAS

En total, la Armada contabilizó siete avistajes. Esta historia terminaría tapada por problemas más acuciantes, ya que el gobierno afrontaría en los meses siguientes serias convulsiones políticas y económicas, que terminarían con su derrocamiento en marzo de 1962. Esa grave crisis institucional dejaría en el olvido el misterio de los submarinos, que nadie pudo resolver.


Fuente: infobae.com

Imágenes: Shutterstock / infobae.com