HUMANIDAD

Los países latinoamericanos que participaron en la II Guerra Mundial

En 1939, los países de América Latina adscribieron a la Declaración de Panamá, que planteaba la "neutralidad" ante el conflicto que quebrantaba la paz en Europa. Sin embargo, algunos se vieron involucrados, ya sea por la gran contribución de materiales estratégicos, materias primas y alimentos, como por los inevitables enfrentamientos que sucedían en los mares a kilómetros de sus costas.

Panamá fue el primer país en declarar la guerra a Japón; de hecho, lo hizo anteriormente a Estados Unidos. Según el portal Nonsei SGM, el presidente Ricardo Adolfo de la Guardia lo hizo el mismo día del ataque, mientras que el resto de los países firmaron la declaración formal al día siguiente.

Cuba colaboró activamente con los Aliados, autorizando bases navales y aéreas en su territorio, además de ayudar en el patrullaje naval. Aunque los alemanes hundieron cinco buques cubanos, el país caribeño logró abatir a uno de sus submarinos. Tuvo una participación relevante en la exportación de grandes cantidades de azúcar hacia los países aliados. 

En 1942, Brasil le declaró la guerra a Alemania, luego de que submarinos nazis atacasen a la Marina Mercante brasileña. Por este motivo, comenzó a cooperar con Estados Unidos; sus aviones despegaron desde bases en tierra para sumarse al patrullaje de las costas. En diciembre de ese mismo año el país puso a su Armada a disposición de la Marina estadounidense.

México también se vio obligado en 1942 a endurecer su posición frente al Eje y declaró la guerra ante el ataque de los nazis a sus navíos petroleros. El país participó activamente con el envío de una tropa de aviación que los estadounidenses comandaron.

En 1941, Colombia decide romper relaciones con el Eje, y dos años más tarde declaró la guerra a Alemania por los reiterados ataques hacia sus barcos por parte de submarinos alemanes en el Caribe. El portal Nonsei SGM aclara que Colombia nunca llegó a unirse oficialmente a la guerra contra el Imperio Japonés.  

Argentina logró reforzar su economía a través del comercio con los Aliados durante toda la Guerra; en 1944 rompió relaciones diplomáticas con el Eje y en 1945 le declaró la guerra. Según estadísticas de guerra, unos 4 mil argentinos combatieron como voluntarios de los Aliados.

Uruguay –al igual que Argentina- impulsó de manera significativa su economía; se intensificaron las exportaciones de productos agropecuarios (especialmente carne enlatada) para abastecer a los contendientes y esto generó un gran ingreso de divisas y cierta reindustrialización. El Gobierno uruguayo intentó mantener máxima neutralidad; pero en 1945 le declaró la guerra a Alemania y Japón.

Venezuela fue el principal proveedor de petróleo de los Estados Unidos. Tras Pearl Harbor, el Gobierno venezolano decidió congelar los fondos de todos los ciudadanos que tenían nacionalidad de los países del Eje. Con ayuda estadounidense, implementó defensas en sus pozos petrolíferos ante una posible invasión alemana.


Fuente: mundo.sputniknews.com

Imágenes: Wikimedia Commons