GUERRAS

Los secretos soviéticos que intentó ocultar Margaret Tatcher y que hicieron millonario a un espía británico

Cuando Margaret Tatcher prohibió la venta del libro “Spycatcher” del escritor Peter Wright en 1987 sobre las memorias de un agente del MI5, no sabía que iba a producir los resultados inversos y luego de perder la batalla legal, el libro vendió dos millones de ejemplares en todo el mundo.

Las memorias del agente Kim Philby fueron prohibidas por el gobierno británico desencadenando una batalla legal entre los abogados de Wright y Gran Bretaña que duró cuatro años. Pero el tribunal de Derechos Humanos dictaminó que el gobierno de la “Dama de Hierro” estaba violando la libertad de expresión.

SOVIETICOS TATCHER

Tatcher intentó impedir la difusión del libro porque propone la existencia de un traidor en las altas esferas del MI5. Sus páginas narran una demoledora crítica al espionaje británico, sacando a la luz una serie de operaciones secretas y demostrando que Roger Hollis, exdirector del MI5 entre 1956 y 1965, era un doble agente del servicio de inteligencia soviético. 

SOVIETICOS TATCHER

Las investigaciones de Wright se extendieron al primer ministro Harold Wilson, acusándolo de trabajar para la Unión Soviética. El escritor pasó sus últimos años en una isla del continente africano con la satisfacción de haberle ganado la batalla legal al gobierno de Tatcher, aunque hoy sus investigaciones fueron desacreditadas.


Fuente: abc.es (Pedro García Cuartango)

Imágenes: Shutterstock / Wikimedia Commons