TERMINATOR

Los Transformers y el enemigo de Terminator se hacen realidad

Al parecer, la historia de la robótica está encontrando la funcionalidad de aquello que las ficciones imaginaron hace años para regocijo del público. En el término de pocos días fueron noticia dos desarrollos tecnológicos que emulan de alguna manera la forma y funcionamiento de dispositivos que conocemos por la clásica serie animada Transformers y la no menos clásica película Terminator (específicamente la segunda de la saga).

- Drones 3D, a la manera de los Transformers: especialistas de la empresa transnacional de defensa y aeronáutica BAE Syistems presentaron una serie de conceptos derivados de la implementación de la tecnología de impresión 3D en el sector aéreo. Uno de ellos propone la posibilidad de crear diferentes dones a bordo de una nave-madre, en pleno vuelo, según los objetivos que surjan en el momento. Otra opción es la creación de drones que se puedan unir formando vehículos más grandes, con el fin de conservar mayor cantidad de combustible durante vuelos largos. Ahora en la realidad como antes en la ficción, estas máquinas voladoras podrán mantener una total autonomía, funcionando unidas o por separado según la lo demande la oportunidad.

- Robots blandos, para la ciencia y la guerra: un nuevo material (desarrollado investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), Instituto Max Planck de Dinámica y Autoorganización y la Universidad de Stony Brook) construido a partir de  cera y espuma, capaz de cambiar entre un estado duro y rígido y otro blando y adaptable, podría dar lugar a un robots de bajo costo que sean como T-1000, de la película Terminator 2, el cual cambia de forma y se transforma en un estado líquido para pasar a través de espacios reducidos o para repararse a sí mismo si sufre daños. Más allá de su curiosa similitud (o inspiración) con T-100, estos robots podrían ser muy valiosos para el futuro de las intervenciones quirúrgicas, ya que podrían moverse a través del cuerpo para llegar a un punto concreto sin dañar ninguno de los órganos o vasos a lo largo del camino; también podrían ser utilizados en las operaciones de búsqueda y rescate de sobrevivientes entre los escombros. Este proyecto ya llamó la atención de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA), interesada en robots "blandos", capaces de moverse a través de espacios reducidos y luego expandirse en torno a un área determinada, como hacen los pulpos.

FUENTE E IMÁGENES

MIT; BAE System