MEDICINA

Mesmerismo, la extraña medicina milagrosa del siglo XVIII

El "mesmerismo", también conocido como “cura por magnetismo animal”, fue inventado por el médico alemán Franz Mesmer, y adquirió notable popularidad durante la segunda mitad del siglo XVIII. Según Mesmer la gravedad celestial afectaba la salud de los cuerpos, por lo que era posible curar diversos padecimientos psíquicos y nerviosos mediante el uso de dispositivos magnéticos, capaces de regenerar los flujos del cuerpo.

El método llegó a ser utilizado por monarcas de la época, y el joven Mozart alabó públicamente las virtudes de su implementación. Sin embargo, algunos científicos comenzaron a preocuparse por la poca seriedad del sistema, cuya efectividad, afirmaban, se debía al poder de sugestión causado por el cautivador doctor Mesmer.

En 1784 el rey francés Luis XVI ordenó hacer una investigación oficial sobre la controversial técnica clínica. El equipo de investigadores encargados del estudio estuvo encabezado por el químico Antoine Lavoisier y el inventor estadounidense Benjamín Franklin. Los científicos concluyeron que no existían bases sólidas para confiar en las curas propuestas por Mesmer y que las mejorías constatables se debían únicamente al poder de la mente de los pacientes, que eran encantados por la hipnótica personalidad del médico.

 

 

Video relacionado:

  


Fuente: BBC

Imagen: Shutterstock