misterio

Momia egipcia de un animal extraordinariamente grande desconcertó a los arqueólogos

Un equipo de arqueólogos encontró una momia de 2600 años de antigüedad en Bubasteum, un complejo de templos ptolemaicos que rinde culto a la diosa gato Bastet, en los límites del desierto de Saqqara. Los especialistas se toparon con un pozo repleto de gatos momificados, los cuales habrían sido entregados como ofrendas a la deidad egipcia.

 

El hallazgo despertó la atención de los arqueólogos, ya que el tamaño de la momia es extrañamente grande. Salima Ikram, profesora de egiptología de la Universidad Estadounidense en El Cairo, aseguró que podría tratarse de los restos momificados de un cachorro de león. "Este no es un gato doméstico y es demasiado grande para ser un lince", explicó la experta.

MOMIA GATO GIGANTE

Según los especialistas, la momificación de esta cría joven se remontaría al año 600 a. C. Para Ikram, este descubrimiento cambiaría la forma de cómo se pensó que los antiguos egipcios interactuaban con los animales salvajes, las maneras de crianza y domesticación, y su utilización como sacrificio para adorar a los dioses.


Fuente: lanacion.com.ar

Imágenes: Shutterstock / lanacion.com (Netflix)