CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Naves de la NASA detectan una nueva física, exclusiva del medio interestelar

Las naves Voyager de la NASA lograron detectar por primera vez las ráfagas de electrones de rayos cósmicos acelerados por ondas de choque, que nacen de grandes erupciones en el Sol. El equipo de físicos liderado por la Universidad de Iowa, informó que la detección se produjo gracias a la lejanía alcanzada por los vehículos, que salieron de la Tierra en 1977.

Los estallidos de electrones viajan casi a la velocidad de la luz, casi 670 veces más rápido que las ondas de choque que los propulsaron en un principio. Las explosiones fueron seguidas por oscilaciones de ondas de plasma, propiciadas por electrones de menor energía que lograron llegar a los instrumentos de las Voyager días después.

VOYAGER NUEVA FISICA

El descubrimiento, publicado en la revista Astronomical Journal, podría ayudar a los físicos a entender la dinámica que sustenta las ondas de choque y la radiación cósmica, proveniente de estrellas en erupción y las estrellas en explosión. Los datos aportados serán importantes para los viajes de los astronautas, expuestos a concentraciones de rayos cósmicos.


Fuente: europapress.es

Imágenes: NASA / JPL