HUMANIDAD

Oaxaca es sacudida por un sismo de 5.3 grados de magnitud

El Istmo de Tehuantepec fue sacudido por un sismo de 5.3 grados de magnitud en la escala Richter, durante la noche de este último miércoles, aunque no generó víctimas fatales ni heridos. Sin embargo, dañó varias viviendas y generó conmoción en la población de la región de Oaxaca, que padeció uno de sus peores desastres naturales el 14 de enero de 1931, es decir, hacía exactamente 89 años y un día, cuando la tierra tembló con una magnitud de 7.8 grados en la escala Richter.

Según informó el Servicio Sismológico Nacional, el sismo registró su epicentro a 10 kilómetros hacia el sur de Ciudad Ixtepec. Los habitantes de la región aseguraron que, a pesar de la medición técnica, el temblor fue similar al que padecieron el 7 de septiembre de 2017, cuando los sismógrafos marcaron una magnitud de 8.2 grados en la escala Richter. Asustadas, las familias abandonaron sus hogares para refugiarse en calles despejadas y, en regiones como Juchitán, se reportaron crisis nerviosas y pánico.

Mientras tanto, la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca informó que el sismo dejó daños materiales y aún se evalúan las afectaciones generadas por el temblor en paredes y techos, tanto de viviendas como de edificios públicos de los municipios de Matías Romero y Santa María Petapa. Además, se informó que todos los protocolos de seguridad fueron activados y el personal de Protección Civil se volcó inmediatamente a los operativos de contención y salvataje.

El sismo fue sucedido por una serie de réplicas, la primera con una magnitud de 4.9 grados en la escala Richter y epicentro a 9 kilómetros al suroeste de Ciudad Ixtepec; la segunda con una magnitud de 4.3 grados en la escala Richter y epicentro en el mismo punto que la réplica anterior.


Fuente: infobae.com

Imágenes: Shutterstock / Twitter (@SismologicoMX / @CEPCO_GobOax)