HUMANIDAD

Por qué el Hombre de Vitruvio demuestra que Leonardo da Vinci era un genio

En la década de 1480, Leonardo da Vinci, uno de los más grandes talentos creativos de la historia, logró fascinar y cautivar al mundo con una de sus obras emblemáticas que ahora es parte del tejido de la cultura actual: “Hombre de Vitruvio”. Con esta pieza, Da Vinci se propuso capturar, a través de la ciencia y el arte, la perfección del cuerpo humano.

Sin embargo, es en realidad una respuesta a un antiguo problema arquitectónico sobre las proporciones relativas de edificios y hombres. La solución de Da Vinci terminó dando una visión única del cuerpo humano, obsesivamente simétrica, aparentemente simple, pero hermosa. Con ella ilustra la profunda idea de que el cuerpo humano es creación suprema de Dios y máxima expresión del Cosmos.

Vitruvio

Este trabajo contenía un desafío que Da Vinci no pudo resistir: colocar a un hombre boca arriba con los brazos extendidos y que los dedos de sus manos y de los pies toquen la circunferencia de un círculo cuyo centro es su ombligo. El desplazamiento de los centros de círculo y cuadrado fue un toque magistral que armonizó la relación entre el hombre y la geometría.

Vitruvio

Cinco siglos después de que Da Vinci dibujara su “obra perfecta”, un grupo de científicos estadounidenses escanearon los cuerpos de unas 64 mil personas de entre 17 y 21 años para averiguar cuán cerca estaba el ideal renacentista de la realidad moderna. El estudio arrojó una "concordancia cercana" entre la imagen del renacentista y las creadas en 2020 por un análisis científico más complejo.

Vitruvio

La fortaleza del diagrama de Da Vinci radica en capturar la idea de que las matemáticas sustentan tanto la naturaleza como el mundo hecho por el hombre. Representa una síntesis de arquitectura, anatomía y geometría, aunque es la perfección y elegancia de la solución de Da Vinci para ese enigma del cuadrado y el círculo, lo que le da al diagrama su poder y su belleza.


 

Fuente: bbc.com

Imágenes: Shutterstock / bbc.com